Saltar al contenido

¿Qué torno comprar?

¿Qué es un torno y para qué sirve?

Tornear es moldear un objeto utilizando herramientas que nos permitan cortar y perfilar lo que queremos desechar para que la pieza sea exactamente como queramos.

El torno es una máquina-herramienta que realiza el torneado de forma rápida, y casi automática, de piezas de plástico, madera o metal. Existen diferentes tipos de tornos para tener la mayor precisión posible con cada material y cada tipo de pieza que vayamos a modelar.

Para saberlo todo sobre el torneado, tenemos que saber cuáles son las partes de un torno.

  •  Bancada: Cada torno tiene su propia bancada, que es su estructura. Es la parte más importante porque actúa de soporte para el resto. Además en la parte superior tiene unas guías por las que se desplaza el carro principal y el contrapunto.
  • Eje principal y plato o rosca cónica: sobre este eje se coloca la pieza para que pueda girar.

En un extremo está el contrapunto, que es móvil y termina en la punta. Por el otro extremo es por donde se sujeta la pieza. Esta pieza es un plato que se puede cambiar mediante el husillo.

Normalmente, los tornos tienen varios platos para permitir la sujeción de las piezas a tornear. Esto nunca se mueve, sino que la moverás a través del contrapunto.

Luego, tenemos 3 carros diferentes que son los que sirven para mover las herramientas del torno para que haga su trabajo. Estos son:

  • Carro Longitudinal o Principal: se mueve a lo largo de la bancada y va desplazando la pieza para que podamos trabajar con ella. Esto puede hacerse de forma automática o manual. Es el que sujeta el carro transversal.
  • Carro Transversal: se utiliza para la profundidad. Es decir, transporta la pieza hacia adelante y hacia atrás, lo contrario que el principal. Sobre este está construido el carro auxiliar.
  • Carro Auxiliar: es el que da el ángulo para hacer que el torneado sea de 360°. Podemos girarlo como queramos pero sólo puede moverse de forma manual girando la manivela de tornillo.

Luego, unos tornos son diferentes a otros, algunos tienen otro carro que permite medir las velocidades y ajustarlas, y también la luneta, que permite la sujeción de la pieza cuando no podemos utilizar el contrapunto.

¿Cómo se utiliza el torno?

Probablemente sepas que necesitas comprar un torno pero no sabes cómo se utiliza, te lo explicamos aquí.

El torno se utiliza en la mayoría de ocasiones para pulir una pieza de revolución, como pueden ser cilindros, conos y hélices, y alisarlas lo máximo posible. 

También se puede utilizar para crear ranuras en las piezas. Te explicamos todo lo que se puede hacer con un torno.

  • Cilindrado: Se puede reducir el tamaño de un cilindro. El nuevo queda igual a escala, pero menor.
  • Torneado Cónico: para pulir la forma de un cono.
  • Contornos y formas: se pueden crear contornos y formas en un cilindro.
  • Achaflanado: o hacer un corte en una arista, a eso se le llama chaflán.
  • Trozado: que es cortar la pieza cuando la hemos terminado.
  • Roscado: se pueden crear roscas que sirvan para tornillos.
  • Mandrinado: sirve para agrandar un agujero.
  • Taladrado: sirve para hacer agujeros.
  • Moleteado: Hacer un grabado sobre la pieza. La pieza con la que se hace se llama “moleta”.
  • Refrentado: Disminuir la longitud de la pieza.

Te explicamos cómo funciona un torno

  1. Primero, fijamos el material al mandril del torno (entre el eje principal y el plato o contrapunto, como hemos explicado anteriormente).
  2. Encendemos el torno y giramos el mandril.
  3. Movemos el carro principal para adaptar la pieza a como queramos ponerla.
  4. Repetimos la operación para el carro auxiliar, de esta forma ya está interviniendo la cuchilla del torno.
  5. Para darle la forma que queramos, utilizaremos el carro que da el ángulo.

La velocidad puede ser un factor importante en el torneado, porque si es muy baja podría llevarnos mucho tiempo perfilar la pieza, pero si es demasiado alta corremos riesgo de que tengamos que parar porque haya que afilar la cuchilla. Encontrar el término medio es la clave de tornear bien.

¿Cuáles son los tipos de tornos y sus características?

Si tienes curiosidad por adentrarte más en el mundo de los tornos, vamos a explicarte los diferentes tipos de tornos que existen.

Torno Paralelo

El torno paralelo o mecánico es el tipo de torno más típico, porque ha evolucionado de los tornos antiguos después de ir añadiéndole mejoras con el paso del tiempo y los avances mecánicos y tecnológicos.

Pero lo cierto es que hoy en día no se utiliza demasiado, sólo en talleres de aprendices o para trabajos puntuales de mantenimientos. Los demás tipos de tornos han acabado sustituyendo a este, porque son muchísimo más avanzados, y dan mejores acabados en las piezas que trabajamos. Te los enseñamos.

Torno CNC

Los tornos CNC suelen ser los que mayor demanda tienen en el mercado. Te explicamos por qué. 

El torno CNC es un torno dirigido por control numérico a ordenador.

Es muy rentable invertir en este tipo de tornos, y por algo son los más vendidos porque, a largo plazo, podemos diseñar el software para que haga lo que queramos y diseñar la máquina como mejor vaya para el trabajo que tiene que realizar.

Piezas de ajedrez mecanizadas en un torno CNC

La velocidad de giro de cabezal portapiezas, el avance de los carros longitudinal y transversal y las cotas de ejecución de la pieza están programadas y, por tanto, exentas de fallos imputables al operario de la máquina.​

Torno Revólver

Es el torno multiusos. Un torno que permite trabajar muchas piezas al mismo tiempo para ahorrar mucho tiempo en el torneado. Es como una combinación de varios tornos que, empleando varias barras con forma de casquillo, sujetas las piezas que vayas a utilizar y puedes trabajarlas todas a la vez con el sistema que prefieras: taladrarlas, cilindrarlas, ranurarlas, roscarlas… etc.

Uno de los carros del torno revólver permite poner todas las herramientas que necesitaremos para hacer todos estos torneados al mismo tiempo. Por supuesto, se puede desmontar y trabajar de forma individual, con un plato de garras de accionamiento hidráulico.

Torno Copiador

El torno copiador se llama así porque permite hacer el torneado utilizando como referencia una plantilla. Es decir, podemos conseguir que la pieza que vamos a tornear sea una copia exacta de la que tomamos como referencia o copia. Es ideal para trabajar productos en lote que van a ser todos iguales o van a respetar unas medidas comunes.

La madera y el mármol son dos de los materiales más utilizados en el trabajo de un torno de copia. Por lo que respecta al resto de características, el torno es prácticamente igual a uno común, es importante que podamos desechar las virutas que vamos cortando, que se lubrique bien la pieza y que exista una buena refrigeración en el filo del corte. Con aceite de corte o taladrina, conseguiremos esto.

Torno Automático

Todo en este tipo de torno está automatizado. Desde la alimentación de la barra para cada pieza, hasta una barra larga que metemos por el tubo del cabezal y sujetamos con pinzas de apriete hidráulico.

Estos tornos pueden ser de un solo husillo o de varios husillos, en función de la complejidad que tenga lo que necesitemos:

  • Si queremos realizar una cadena de producción con algo sencillo, que requiera piezas simples o muy pocas y pequeñas, utilizaremos un torno de un solo husillo.
  • Si el proceso es más complejo, trabajamos más piezas o productos muy grandes, tenemos que emplear tornos de muchos husillos.
    La clave en este tipo de tornos automáticos está en que cada husillo tiene que cumplir con una parte del trabajo. Se programa cada husillo independientemente de otro para que realice una mecanicación de la pieza. Estos cambian de posición de forma simultánea para ir trabajando al mismo tiempo, con lo que ahorramos muchísimo tiempo usando este tipo de tornos.

El problema que tienen estos tornos es que hay que programarlos y cuesta mucho tiempo y dinero, por lo que sólo se suelen usar para cadenas de producción en masa. Todo el movimiento se automatiza gracias al sistema de reguladores electrónicos que se encargan de regular los topes y el ciclo.

Dentro de los tornos automáticos, hay dos subtipos de tornos que se diferencian en el comportamiento del cabezal. 

En el caso del primero, llamado de tipo suizo-swisss type, es el cabezal el que se encarga del movimiento axial, pero las piezas permanecen inmóviles salvo por el movimiento de la barra.

El otro subtipo es el torno automático con luneta, que es la que fija la barra a la altura de las herramientas. Es el ideal para manipular piezas de longitudes grandes. 

Torno vertical

Es el torno por descarte, cuya función principal es poder tornear lo que cualquier torno horizontal, que suelen ser la mayoría de los que existen, no podría hacer.

A veces, tenemos que trabajar con piezas que por sus dimensiones, su forma o su peso, no hay forma de tratarlas en un torno horizontal. Por eso, no tienen contrapunto, sino que sólo podemos sujetar la pieza en el plato en el que la apoyamos. Se utilizan grúas de puente o polipastos para tener las piezas bien fijadas al plato.